Orange Black and White Griddy Big Type General Civil Society SDG Twitter Post (10)

La tecnología no entiende de género: 4 mujeres tech nos hablan de su experiencia

Desde Fonetic queremos seguir impulsando la diversidad, inclusión e igualdad de la mujer en la ciencia. Si una cosa tenemos clara en toda la compañía, es que la tecnología no entiende de género.

Sin embargo, los datos muestran que sigue existiendo una brecha de género en el terreno digital. Según un estudio del Instituto de la Mujer y el ONTSI, sólo un 23% de mujeres se dedica a carreras TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación).

Para que estas cifras mejoren, creemos que es esencial la visibilización de las mujeres y de referentes en el sector tecnológico, que inspiren a las futuras generaciones a dedicar su carrera a la tecnología. En este post, charlamos con 4 mujeres tech fonéticas, que nos hablan sobre su experiencia, su día a día, cómo han roto estereotipos y la importancia de visibilizar a las mujeres en las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Ana Belén Alonso, Project Manager

Ana Belén Alonso es Project Manager en uno de los proyectos clave de la compañía. Como ella misma nos explica, su trabajo consiste en coordinar todas las tareas y comunicaciones necesarias, tanto con el cliente, como con el equipo interno, para que un proyecto se realice en tiempo y forma.

“Uno de los aspectos que más me gusta de mi trabajo, orientado desde hace más de 10 años al desarrollo de Bots, es que me permite, no sólo realizar tareas de gestión, sino también aportar la parte técnica en la solución. Creo que realizar simultáneamente ambas cosas me ayuda a conocer mejor los proyectos en los que participo, lo que repercute en que pueda realizar mejor mi trabajo”, indica.

P. ¿Qué te impulsó a dedicarte a la tecnología?

R. En mi casa siempre hubo un ordenador que me llamó la atención, tengo 2 hermanos mayores y hasta establecíamos turnos para jugar con él. Quizás me influyeron en cierta forma para seguir por ese camino. De niños empezamos a ir a una academia a aprender programación y ya con 10 años hacía mis primeros programas en Basic.

En la etapa del instituto, aunque se me daban bien las asignaturas de letras y uno de mis mayores hobbies es leer, siempre me ha resultado más ameno y entretenido estudiar o investigar cosas de ciencias. Además, siempre he pensado que tendrían mejores salidas profesionales los estudios relacionados con tecnología, tanto por la facilidad de encontrar trabajo, como por la remuneración.  Todo eso, me impulsó a estudiar una ingeniería. Hoy en día creo que fue un acierto, porque me encanta lo que hago y nunca he tenido problemas para encontrar trabajo.

P. En España, solo el 12% de los graduados en estudios superiores relacionados con las TIC son mujeres, ¿cómo crees que podrían mejorar estas cifras?

R. Una buena formar de mejorar los datos sería introduciendo asignaturas relacionadas con las tecnologías en alguna etapa de la educación obligatoria (robótica, informática, electrónica, tecnología…) que permitan a chicos y chicas descubrir si esos conocimientos despiertan su interés. Es clave poder decidir por tu experiencia en primera persona.

No obstante, pese a ese pequeño porcentaje de mujeres graduadas en TIC, quiero comentar un dato que me llamó la atención en mi experiencia personal: cuando estudié mi carrera, Ingeniería de Telecomunicaciones, con especialidad Sonido e Imagen, era la primera promoción en mi universidad. El primer año, menos de un tercio éramos chicas; mientras que el último año, éramos más de 2 tercios de chicas.

P. ¿Qué referentes tienes en el mundo de la tecnología y la ciencia?

R. Google es un referente en todo lo que tiene que ver con tecnología y ciencia. Me gusta la política de conseguir hacer el mejor producto del mercado de aquello que se proponen, y casi siempre ofrecerlo de manera gratuita. Me parecen increíbles los tratamientos de Big Data que transforman en soluciones a nuestras necesidades.

Por otro lado, el discurso de Steve Jobs en Standford me ha resultado siempre muy inspirador y, a nivel personal, mis 2 hermanos mayores, dedicados profesionalmente al mundo tecnológico como yo. Siempre han sido un referente para mí, el ejemplo a seguir consciente o inconscientemente en muchos casos.

Ana García, NLP Expert

Ana García es experta en Lenguaje Natural (NLP) en Fonetic, una rama de inteligencia artificial que ayuda a los robots a entender, interpretar y manipular el lenguaje humano. En su día a día, Ana se dedica a apoyar a los equipos de distintos proyectos con cliente de forma transversal. “Generalmente trabajo con las y los lingüistas, formando y resolviendo dudas, ayudando en la resolución de incidencias y creando una metodología y automatización de procesos”, explica, “la otra mitad de la jornada la dedico a la gestión de un proyecto en el que damos apoyo técnico en temas de ASR y NLP a un cliente y haciendo tareas de investigación y análisis”.

P. ¿Cómo decidiste estudiar una carrera STEM y dedicarte al mundo NLP?

R. Creo que tengo que agradecer haberle dado una oportunidad a la tecnología a mi profesora de biología del instituto, que me animó y me orientó. Se me daban bien las ciencias, quería ser médico, pero me mareaba al ver sangre, me planteé estudiar económicas, pero ella me dijo que tenía madera de ingeniera, que estudiara Teleco.

Dirigí mi carrera hacia el tratamiento de señal y las comunicaciones, me gusta la parte de la interacción humana, y desde que empecé el proyecto fin de carrera sobre reconocimiento de voz, no he dejado ese campo.

P. ¿Crees que hay una falta de visibilidad de referentes femeninos en el campo de la tecnología y la ciencia?

R. Sí, muchísima, y no sólo en la ciencia y la tecnología, también en el arte y la filosofía, en general la figura femenina que destacaba en su campo permanecía oculta. Yo descubrí a Hipatia de mayor, nadie me habló de ella en el instituto, en mis clases de filosofía o matemáticas, pero en la carrera tampoco me hablaron de Hedy Lamarr u otras tantas.

P. ¿Cuáles son tus referentes femeninos en tu sector?

R. Mi primera jefa en el mundo de la empresa privada, Gloria García Solana, fue para mí el primer ejemplo dentro de un mundo de hombres, de mujer ingeniera y responsable de un equipo, y he de decir que es posiblemente la mejor jefa que he tenido nunca. Y en el ámbito de la investigación, mi directora de tesis, Carmen Peláez Moreno. Ambas fueron ejemplos muy cercanos que me enseñaron que las mujeres pueden llegar en tecnología al mismo sitio que los hombres.

María Paredes, presales manager

María Paredes es la encargada de preventa en el equipo comercial de Fonetic. En su día a día se asegura de dar apoyo a todos los nuevos proyectos, proporciona documentación, prepara las demos y supone el enlace entre negocio y el equipo técnico de operaciones. Según explica, estudió una ingeniería porque siempre fue más de ciencias que de letras. “Desde que era muy joven sabía que iba a estudiar ingeniería. Finalmente, me decanté por ingeniería de Sistemas porque me gustó el hecho de ser un punto intermedio entre negocio y la parte más técnica al centrarse en el diseño soluciones de información que respondan a los requisitos o necesidades del cliente”, explica María.

P. ¿Crees que poco a poco se está consiguiendo que las mujeres tengan más visibilidad en el campo de la tecnología?

R. Yo cada vez veo más campañas dando visibilidad. Tal vez hace 10 o 15 años no teníamos mucha presencia, pero poco a poco y gracias a la evolución de la sociedad y de la misma tecnología, creo que las cifras van a ir aumentando hasta ser equitativas… ¡Cada vez somos más!

P. A lo largo de tus estudios y carrera, ¿te has encontrado con dificultades?

R. Quizás el hecho de que tanto en la carrera universitaria como en las empresas, me he encontrado con un mayor porcentaje masculino que femenino. No obstante, siempre he sabido adaptarme muy bien y hemos trabajado como un equipo. Creo que siempre he sabido demostrar que soy igual de válida o más.

P. La Comisión Europea afirma que sólo 24 mujeres de cada 1000 se gradúan en estudios TIC, y de ellas, sólo 6 trabaja en el sector tecnológico. ¿Qué crees que hace falta para aumentar el número de mujeres tecnólogas?

R. Es importante empezar a explicar desde el colegio como está evolucionando este campo y hacer una introducción a las nuevas carreras que creo que pueden interesar más a las mujeres como puede ser lingüistas computacionales, análisis de datos, transformación digital, inteligencia artificial, customer experience, etc. De esa forma, creo que se puede conseguir un acercamiento a las carreras STEM.

Angela Fernández, lingüista computacional

Ángela Fernández es Lingüista Computacional en Fonetic. En su día a día, ella misma explica que hacen de todo: “desde ideaciones de los flujos conversacionales, a etiquetar y generar corpus lingüístico de entrenamiento tras realizar auditorías de los bots, realizar su mejora continua y testearlos; generar gramáticas estáticas y sus posteriores tuning; hasta construir y lanzar pequeños scripts que nos facilitan las tareas”.

P. ¿Por qué decidiste dedicarte a la lingüística computacional?

R. Mi formación académica nada tiene que ver con el mundo de la lingüística computacional, así que se podría decir que acabé dedicándome a esto por casualidades de la vida. Todo empezó hace casi siete años, cuando tras volver de una beca en Oporto, un conocido me dijo que necesitaban gente en su empresa para hacer de “agentes virtuales”. Entiendo que mi curiosidad, mis ganas de aprender, mi “manía” de tener que entenderlo todo, mi afán de superación…y el tener como referente a grandes compañeras lingüistas/telecos, me impulsaron a decidir cambiar por completo el rumbo mi vida laboral y empezar a aprender y formarme como lingüista computacional.

P. ¿Por qué crees que faltan referentes femeninos en el campo de la tecnología y la ciencia?

R. Es evidente que hay una grandísima falta de visibilidad de referentes femeninos en los campos de la ciencia y sobre todo de la tecnología. En los libros de texto o en los medios de comunicación poco se nombra a mujeres científicas y/o expertas en este mundo, a pesar de que existen y que han sido igual de importantes que muchos de sus contemporáneos masculinos.

Poco a poco, se están consiguiendo logros, como la declaración del 11 de febrero como “Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia” desde el año 2015. Además, gracias a la ola feminista en la que nos encontramos, se está dando más voz y visibilidad a las mujeres en general y por tanto a las científicas de las que nadie nos habló por el mero hecho de ser mujeres.

Cada vez hay más libros y cuentos (“Damas de laboratorio”, “Las pioneras”, “Las chicas son de ciencias” …) que nos hablan de ellas, que les ponen nombre y que nos enseñan que en realidad la ciencia y la tecnología no es cuestión de géneros, que todos, hombres y mujeres, podemos ser y dedicarnos a lo que queramos.

P. Recomiéndanos plataformas a las que seguir dedicadas a la visibilización de la mujer en el ámbito TIC.

R. La primera organización que me viene a la mente es “Women in Voice”, una comunidad de mujeres que busca mostrar y compartir el trabajo, experiencia, conocimientos y talento de estas en el mundo de la tecnología de la voz (VUI design, IA, IVRs…). Además, las “pyladies” también ayudan y motivan a que las mujeres participen en la comunidad de código abierto de Python.

Por último, sigo podcasts como “Tech&Ladies” o “Women in Tech” que buscan dar visibilidad a la diversidad en el sector tecnológico.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Noticias relacionadas

¿Estás interesado en nuestros servicios?​

Si quieres saber más sobre nuestros Bots as a Service (BaaS), Voicebots y Chatbots o herramientas de analítica, contáctanos